Melatonina. Que nada te quite el sueño

Melatonina. Que nada te quite el sueño

Vivimos en una sociedad donde del 10% al 37% de la población adulta sufre de insomnio, un problema que afecta el rendimiento psicomotor de las personas, produce somnolencia, accidentes y deterioro de la memoria. Estas personas por lo general entran en una de las siguientes categorías: dificultad para conciliar el sueño, mantener el sueño o ambas.

La melatonina es una hormona que se encuentra naturalmente en el cuerpo y está químicamente relacionada con la serotonina, que nos hace sentir felices .Es producida por la glándula pineal en el cerebro por la noche. Los niveles corporales siguen un ritmo circadiano diario, siendo la secreción estimulada por el inicio de la noche con la la luz tenue y suprimida por la luz brillante. Esta hormona ha demostrado ser útil en el insomnio y para ajustar el ritmo circadiano o reloj interno. Se sabe que la producción de melatonina natural disminuye con la edad. Los pacientes con insomnio más jóvenes también pueden tener niveles bajos de melatonina.

 


En un estudio publicado en 2010 en BMC Medicine se hizo un estudio en 791 pacientes adultos de 18-80 años con insomnio, que fueron asignados al azar para recibir la melatonina o placebo durante 26 semanas. Se encontró que la melatonina reduce la cantidad de tiempo necesario para conciliar el sueño en comparación con el placebo, independientemente de la edad. En otro estudio se encontró que de cada diez pacientes con insomnio persistente, la melatonina aumentó significativamente la fase REM y mejoró la calidad general del sueño(10).

Reduce el tiempo necesario para conciliar el sueño

En una revisión de la literatura científica se examinaron seis estudios sobre el uso de la melatonina en pacientes de edad avanzada. Hubo un total de 95 pacientes de edades entre 65 y 79 años que fueron tratados con melatonina y tomaron una dosis de entre 0,5 mg a 5 mg 30-120 minutos antes de acostarse. La calidad del sueño se midió objetivamente con una máquina de medición de patrones de ondas cerebrales y se encontró que hubo mejoras en la dificultad para conciliar el sueño y en la calidad del mismo. No hubo somnolencia matutina o “hang-over”.

El insomnio también afecta a los niños con síntomas de trastornos psiquiátricos como la depresión y el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Los trastornos del sueño persistente en un niño pequeño pueden afectar negativamente a la familia. Se ha reportado que las madres en especial, son más irritables y menos afectuosas con sus hijos que las madres de niños sin problemas de sueño(8). Se ha hallado que la melatonina también es eficaz para mejorar el sueño en niños con trastornos psiquiátricos(8).

La melatonina es un agente natural con un muy buen perfil de seguridad y se han realizado estudios en niños, adultos y ancianos utilizándolo como un agente para promover un mejor sueño.

Deja una respuesta