Para que sirven los probióticos

Para que sirven los probióticos

  • Categoría de la entrada:Bienestar

Los probióticos son microorganismos que promueven la salud de quienes los ingieren, y para que puedan considerarse como tales es necesario que cumplan una serie de características, entre las que se incluyen:

  • Deben tener seguridad biológica, es decir ser seguros e inocuos bajo cualquier circunstancia para el ser humano, por ello son reconocidos como como organismos GRAS (Generally Regarded As Safe) y QPS (Qualified Presumption of Safety) por la Food and Drug Administration de los Estados Unidos y la European Food Safety Authority, respectivamente.
  • Deben poseer tolerancia a las condiciones ambientales del tracto gastrointestinal, ya que si los microorganismos probióticos han de llegar viables al intestino grueso, es preciso que resistan el pH gástrico, las enzimas digestivas y la acción detergente e inhibidora de las sales biliares.
  • Han de ser capaces de colonizar el intestino y adherirse a la mucosa intestinal para que tenga lugar la modulación de la respuesta inmune, así como la exclusión de microorganismos patógenos, si bien en esto último puede deberse también a su capacidad de producir compuestos antimicrobianos.

Beneficios y Propiedades de los probióticos 

  • Nos ayudan a recuperar el equilibrio de la flora intestinal y por lo tanto el correcto funcionamiento de nuestro aparato digestivo.
  • Ayudan a reforzar e incrementar nuestras defensas.
  • Pueden mejorar los trastornos digestivos como la diarrea, el estreñimiento, pesadez, gases y mal aliento.
  • Mejoran la absorción de nutrientes como el calcio y nos ayudan a digerir mejor la comida.
  • Producen vitaminas y otras sustancias beneficiosas para el organismo, por ejemplo vitaminas del grupo B y vitamina K.
  • Ayudan a prevenir y mejorar los síntomas de enfermedades inflamatorias a nivel intestinal y también a nivel cutáneo.
  • Ayudan a prevenir alergias alimentarias.

¿Cómo actúan los probióticos?

Funciones de los probióticos:

Refuerzan el sistema inmunitario, desplazan los microorganismos nocivos para la salud y evitan su proliferación, nos ayudan a digerir alimentos y colaboran en la formación de nutrientes esenciales como las vitaminas, los enzimas digestivos y ácidos grasos de cadena corta, estimulan la formación de ácido láctico disminuyendo el pH del tubo digestivo, y favorecen la absorción del calcio, magnesio y hierro.

1. En la luz intestinal

Compitiendo con otros microorganismos por la luz y los nutrientes, e inhibiendo su crecimiento mediante la producción de sustancias antibioticas y disminuyendo el pH intestinal que induce a un ambiente hostil para los microorganismos patógenos.

2. En la mucosa intestinal

Se adhieren a las celulas intestinales impidiendo que lo hagan microorganismos no deseables, mejorando la función barrera intestinal.

3. Producen nutrientes esenciales para la función intestinal

Como los acidos grasos de cadena corta (principal fuente de energia para las celulas intestinales del colón), vitaminas y otras sustancias beneficiosas para el organismo.

4. Promueven la función del intestino como barrera inmunitaria

Estimulan la capacidad fagocitica de los leucocitos, estimulan celultas T, activan macrófagos, estimulan la producción de inmunoglobulinas, etc.

¿Cuál es la diferencia entre un probiótico y un prebiótico? ¿Qué es un simbiótico?

¿Qué es un prebiótico?

Los prebióticos son sustancias de la dieta, fundamentalmente hidratos de carbono que no podemos digerir y que tienen un efecto beneficioso para el consumidor, ya que estimulan el crecimiento de bacterias beneficiosas intestinales frente a las nocivas, restaurando la flora intestinal.

 

Son prebióticos: la fibra alimenticia, los galactooligaosacáridos, los fructooligosacaridos, la inulina y la lactulosa. Estas sustancias pueden formar parte de la composición de los alimentos (los encontramos en alcachofas, legumbres, patata, ajo, cebolla, puerro, trigo, avena, cebada, plátanos, miel, etc.) o añadirse a los mismos.

 

En resumen, los prebióticos no se digieren, pero se fermentan en el colon lo que da lugar a efectos positivos:

  • Aumento del número de bacterias beneficiosas en el colon (Lactobacillus y Bifidobacterium).
  • Favorecen la absorción de minerales: calcio, hierro, magnesio y zinc.
  • Actúan en la prevención de la diarrea o el estreñimiento.
  • Reducen los niveles séricos de lípidos.

¿Qué es un simbiótico?

Se llaman simbióticos a los productos que contienen probióticos más prebióticos. Su objetivo es que la flora bacteriana beneficiosa colonice el intestino y se reproduzca sin problemas. El prebiótico sirve de «comida» al probiótico, por lo que se asegura el equilibrio de la flora intestinal.

Características de los probióticos

Son microorganismos vivos,

por ello algunos de ellos requieren de refrigeración o de unas características de conservación adecuadas

Existen diferentes métodos para proteger a los probióticos .

del pH ácido del estómago y asegurar la llegada de bacterias vivas al intestino. Aunque la mayoría de los probióticos han demostrado, por sí solos, ser resistentes al pH ácido del estómago

Se han realizado numerosos estudios sobre los efectos beneficiosos de los probióticos

, pero hemos de tener en cuenta que no todos los probióticos sirven para todo. Se dice que los efectos beneficiosos son cepa dependiente.

Cada cepa sirve para una patología distinta y necesita una concentración determinada. Una cepa probiótica se denomina en base a su:

• Género: Lactobacillus • Especie: plantarum Designación alfanumérica: Lp-115

Los podemos encontrar en alimentos, medicamentos y en complementos alimenticios.

Los complementos alimenticios ayudan a completar las necesidades nutricionales, no son sustitutivos de una dieta equilibrada.

UFC: Unidades Formadoras de Colonias

Es el término métrico por el que se define la cantidad de probióticos existentes en un complemento alimenticio. Hablamos de colonias, ya que son bacterias. Por ejemplo: 25.000 millones UFC o 25×109 UFC.

Los probióticos ayudan a equilibrar la flora intestinal

¡fundamental para tu bienestar del día a día!

10 Alimentos ricos en probióticos 

1. Yogur

Dentro de los alimentos ricos en probióticos, el yogur es uno de los más demandados en todo el mundo. Ahora bien, no todos los que vemos en el supermercado sirven, pues para contener estos microorganismos vivos han de ser naturales, sin que hayan sido pasteurizados. Como dato interesante, la leche de oveja y la de cabra contienen más probióticos que la leche de vaca.

2. Kombucha

Se trata de una bebida probiótica no demasiado conocida que se elabora a partir de té fermentado por microorganismos de nombre scoby. La kombucha natural no posee gluten, no lleva gas ni azúcar añadido y está sin pasteurizar, siendo una bebida 100% vegana.

3. Aceitunas y encurtidos

En España somos aficionados a las aceitunas y encurtidos en forma de pepinillos, aceitunas y demás. Pues bien, este tipo de alimentos contienen bacterias vivas tras el proceso de fermentación de estos vegetales.

4. El queso crudo

El queso fabricado con leche cruda, es decir, no pasteurizada, es rico en probióticos. Al igual que sucede que el queso de oveja, el queso de cabra y el yogurt, posee mayores ventajas probióticas que el de vaca.

5. Tempeh

Los orígenes del tempeh son hindúes. Procede de la fermentación de la soja y puede comerse de múltiples maneras, ya sea salteado, horneado o crudo en ensaladas. Es muy utilizado en dietas veganas, siendo el perfecto sustituto de la carne.

6. Chucrut(h3)

El chucrut es un alimento probiótico muy conocido, que se obtiene a través de la fermentación de la col blanca o el repollo. Su sabor es ácido y tiene una textura crujiente. Tal y como sucede con otros alimentos de esta categoría, es importante que no haya sido pasteurizado.

7. Kéfir

El kéfir es un lácteo obtenido a través de la fermentación de ciertas levaduras y bacterias. Procede de Turquía y Rusia, siendo el kéfir de leche uno de los más populares. Se trata de un alimento muy parecido al yogurt, aunque su elaboración es más simple y está dotado de una mayor diversidad de microorganismos.

8. Kimchi

El kimchi se obtiene a partir de la fermentación de vegetales, principalmente de la col. En Corea suele consumirse con frecuencia, siendo el acompañamiento de carnes y pescados. Se le añade ajo y pimiento, de ahí su sabor picante, su principal diferencia con respecto al chucrut.

9. Miso

El miso es una pasta elaborada a partir de la fermentación de soja, sal y koji. Su textura es cremosa, tiene un aroma parecido al café y sabe a carne. La sopa de miso es uno de los platos más conocidos por los amantes de la gastronomía asiática

10. Microalgas

Son fuente de probióticos y otros nutrientes. En la dieta japonesa suele ser habitual el consumo de este tipo de algas (kombu, chorella o espirulina). Es posible añadirlas en caldos, ensaladas o sopas, e incluso se pueden hacer smoothies con ellas.

Si tienes pensado añadir estos probióticos naturales en tu dieta diaria, antes de hacerlo deberás tomar prebióticos para aprovechar sus ventajas al máximo. Y es que los prebióticos son sustancias (principalmente hidratos de carbono) que favorecen la propagación de estas bacterias vivas en nuestro organismo.