Infusión de jengibre: propiedades y preparación

Infusión de jengibre: propiedades y preparación

El jengibre es una raíz cada vez más popular y fácil de encontrar en nuestros mercados, pero alguna vez os habéis preguntado ¿qué es exactamente y de dónde procede? Se trata del rizoma aromático y picante de la planta tropical Zingiber officinale, procedente de Extremo Oriente. Comenzó a usarse en la cocina en la Edad Media, más adelante, sobre el siglo XIX, se popularizaron bebidas que han llegado a nuestros días como el Ginger ale y la Cerveza de jengibre.

El jengibre se utiliza desde hace miles de años en China e India para tratar numerosas dolencias: alivia la congestión y la tos, es un antiinflamatorio natural, ayuda a combatir el estrés, es eficaz contra los mareos y náuseas, previene el cáncer de colon y de ovarios, combate el envejecimiento prematuro, y por si esto fuera poco, además nos ayuda a perder peso.

Lo podemos encontrar fácilmente en nuestros mercados tanto en su forma seca pulverizado como también fresco. Normalmente se aprovecha el rizoma fresco de la planta, este debe comprarse cuando la raíz está «llena» y bien hidratada y se puede conservar durante varios días entero o troceado, en lugar seco, alejado del calor y del contacto directo con la luz del sol. Evitaremos comprar la raíz cuando esta arrugada y seca.

Una de las preparaciones más popular es la infusión de jengibre, aunque resulta también delicioso y adictivo en smoothies y preparaciones dulces típicas del otoño como pastel de calabaza o galletas, que podemos elaborar en casa reduciendo las cantidades de azúcar.

Las propiedades de la infusión de jengibre

El extracto de oleorresina, cuya composición incluye aceites esenciales muy valiosos, ha sido estudiado con mucho interés por la gran cantidad de características y beneficios medicinales que nos aporta.

 

La cantidad de gingerol, uno de sus principales constituyentes que le otorga el sabor fresco y picante al jengibre, es más abundante en la raíz fresca de la planta. Este componente activo ha sido un objeto de numerosos estudios por los numerosos beneficios que ofrece.

Shogaol, en cambio, se encuentra en mayores concentraciones en jengibre cocido o desecado, pero sus propiedades saludables son igual de contrastadas como las de gingerol. No por nada, se dice que el jengibre es una “planta milagrosa”.

 

Las principales propiedades del jengibre son las siguientes:

 

Actúa Como Antioxidante 

Los aceites esenciales que se encuentran en el jengibre poseen una demostrada capacidad antioxidante, capaz de prevenir la proliferación de células tumorales y cancerígenas. Su acción inhibidora de radicales libres ayuda a reducir el daño oxidativo y prevenir numerosas enfermedades y patologías. También juegan un papel importante en la prevención del envejecimiento prematuro.

 

Posee Acción Antiinflamatoria

Los gingeroles presentes en el jengibre actúan como inhibidores de los estados inflamatorios. Las propiedades del jengibre en infusión son un interesante remedio natural contra, por ejemplo, el dolor articular y los estados inflamatorios causados por la gripe y el resfriado.

 

Estimulante De La Digestión

La infusión de jengibre tonifica la musculatura del intestino, aumenta la secreción de saliva y de bilis facilitando la digestión y el tránsito intestinal. Favorece la eliminación de toxinas durante el proceso digestivo. Gracias a su poder detoxificante, el té de raíz de jengibre es recomendado en dietas de adelgazamiento.

 

Mejora La Salud Cardiovascular

El consumo regular de jengibre ayuda a reducir el riesgo de las enfermedades coronarias, normalizar la presión arterial y cuidar nuestra salud cardiovascular.

 

Propiedades Antieméticas

El té de jengibre es el tratamiento natural más eficaz contra las náuseas. En muchos casos se recomienda tomar la infusión de jengibre para las náuseas durante el embarazo.

El jengibre y sus propiedades curativas se pueden aprovechar para aliviar las típicas molestias durante el refriado o la gripe. También resulta muy eficaz para reducir los niveles de colesterol para el tratamiento del hígado graso.

Jengibre es considerado un potente antibiótico natural, capaz de inhibir las bacterias de estafilococo dorado, E. coli y preudomonas aeruginosa.

Y, más allá de sus propiedades medicinales, puedes tomar el té de esta raíz sola o mezclada con otras plantas o especias, para fortalecer las defensas y depurar el organismo de forma natural.

¿Cómo preparar infusión de jengibre? 

Hay muchas formas de preparar una infusión de jengibre. La más básica es la de coger una cucharadita de nuestra infusión de jengibre ecológico, poner el agua a calentar hasta los 100 grados y dejar reposar de 7 a 10 minutos para, pasado ese tiempo, retirar el infusor y disfrutar de ella.

Pero hay más maneras de disfrutar del jengibre combinándolo con otros ingredientes, especialmente si no te gusta el sabor del jengibre solo. A continuación, te hablo de las más comunes y saludables

Algunas Recetas de Infusiones de jengibre deliciosas

Infusión de jengibre y limón

El proceso es exactamente el mismo que el anterior, pero añadiendo un chorrito de zumo de limón o dejando una rodaja de limón en la infusión, mientras esta se funciona. De esta forma, el sabor del limón se mezcla con el del jengibre.

 

En caso de que busques algo más sencillo, en Aromas de Té disponemos de una infusión que combina estos dos sabores y que resulta muy suave, porque se trata de un rooibos. En concreto, el Rooibos Jengibre y Limón ecológico.

 

Infusión de jengibre y cúrcuma

Perfecto para quemar grasas y aportar energía de manera natural, pero sin excitar, lo ideal es mezclar una cucharada de jengibre con otra de cúrcuma y seguir el mismo proceso que el preparado original de jengibre.

 

¿Quieres algo más sencillo? Hacerte con la infusión de Cúrcuma Relax Eco, perfecta para descansar bien por la noche o el Té Oolong Cúrcuma yJengibre Ecológico para comenzar el día, tomándola en ayunas. 

 

Infusión de jengibre y canela

Esta es, quizá, la infusión más sencilla de preparar y hay dos maneras de hacerlo: o añadir una cucharadita de canela a la infusión, una vez esta está lista o coger un trocito de rama de canela e infusionarla al mismo tiempo que el jengibre.

 

Esta infusión es perfecta para calmar los nervios o para tomar antes de dormir, para tener un sueño reparador.

 

Infusión de jengibre miel y limón

La infusión de los catarros por excelencia y perfecta para poner las defensas a punto, especialmente en invierno o en épocas donde resfriarse o los dolores de garganta son el pan nuestro de cada día.

 

Es una infusión perfecta para tomar a media tarde o antes de acostarse, para tener una sensación más que agradable antes de acostarte y levantarte con el estómago descansado. La miel, además, te ayudará a conciliar el sueño.

 

Beneficios De Tomar Jengibre 

 

Jengibre contra el resfriado

Aunque no está demostrado científicamente que el consumo regular de jengibre nos libre de resfriados, se considera que ayuda a subir las defensas y que alivia síntomas de resfriado.

El jengibre, al aportar calor (principalmente por el picante), podría ayudar al cuerpo a subir defensas y a mejorar la circulación y el metabolismo.

 

Jengibre para aliviar dolor

Se está empezando a estudiar el parecido entre la estructura de los gingeroles del jengibre con el ácido sulfosalicílico (ASS). Esto puede explicar por qué su consumo alivia dolores reumáticos, musculares y de cabeza.

Jengibre contra problemas digestivos

El jengibre ayuda a aliviar síntomas de problemas digestivos como cólicos, náuseas y diarrea.

Contraindicaciones Del Jengibre

Eso sí, que algo sea natural no quiere decir no quita que no sea potente, para bien y para mal.

En el caso del jengibre, su consumo podría producir un aumento de la presión arterial, insomnio, nerviosismo y taquicardia.

Por eso se recomienda EVITAR las infusiones de jengibre si:

  • Se padecen problemas de corazón
  • Se tienen dolores de cabeza o migrañas
  • En caso de úlceras
  • En caso de hipertiroidismo

Algunos expertos recomiendan evitarlo en grandes cantidades durante el embarazo. Otros sin embargo lo recomiendan especialmente para combatir las náuseas